Como cambiar tu piscina a cloración salina

Agua más segura y saludable en tu piscina

2041

Vamos a explicarte cómo cambiar tu piscina a cloración salina, quizás el sistema de tratamiento de agua más saludable y de mayor crecimiento en los últimos años.

imagen de los diferentes electrodos de los cloradores salinos innowater
Ejemplo electrodos de cloradores salinos Innowater

Cómo funciona un clorador salino

En un anterior artículo, os explicábamos cómo funciona un clorador salino, pero lo vamos a resumir:

El agua de la piscina, con una pequeña concentración de sal, pasa a través de unos electrodos (placas), en las que se produce una reacción electroquímica. En ella, se separan diferentes elementos químicos, que posteriormente se unirán formando entre otros, ácido hipocloroso, que se encargará de la desinfección del agua.

El proceso es un poco más complejo, como podéis ver en el artículo que os comentábamos, pero a grandes rasgos, eso es lo que se produce.

Ventajas de la cloración salina

Las ventajas de la cloración salina, por tanto, de los cloradores salinos, son de sobra conocidas:

  • Agua más saludable
  • Disminución del uso de productos químicos
  • Reducción del mantenimiento
  • Evitamos el picor de ojos, la piel reseca, los bañadores estropeados…
  • Favorece la no congelación del agua en espacios muy fríos

En definitiva, muchos factores que nos animan a su uso.

Cómo cambiar de un sistema tradicional de cloro a cloración salina

A pesar de los que muchos puedan pensar, el hacer el cambio de sistema de desinfección en una piscina, del tradicional cloro a utilizar un clorador salino es realmente sencillo. Lo único que sí necesitamos, es tener un poco de espacio en el local técnico onde está instalado todo el equipo de depuración de la piscina.

Esquema instalación clorador salino BSPool
Esquema instalación clorador salino BSPool

Lo que realmente hacemos, es añadir el clorador salino a las canalizaciones ya existentes. Es decir, debemos instalar los electrodos del clorador, con su correspondiente carcasa, en la tubería de impulsión de agua que va de la válvula selectora a los impulsores de la piscina. Como veis, en un punto en el que el agua de la piscina ya se ha limpiado y pasado previamente por la bomba de filtración y el propio filtro de la piscina.

Como es lógico, para poder añadir el equipo, deberemos cortar parte de dicha tubería y empalmar ahí la carcasa del clorador salino. Dichos electrodos se conectan al cuadro eléctrico del propio clorador, a través del cual les llegará la corriente.

Como consejo, nosotros recomendamos hacer la instalación siempre en bypass, de modo que podamos abrir y cerrar llaves para hacer que el agua pase o no a través de los electrodos, dependiendo del caso. Resulta más cómodo y más práctico.

Antes de proceder a la instalación, se recomienda reducir todo lo que se pueda la concentración del cloro existente en la piscina. Incluso puede resultar interesante el dejar que parte de ese producto en la piscina, se vaya evaporando.

Otra alternativa, es vaciar parcialmente la piscina, añadiendo agua nueva, que de forma natural, va a bajar la concentración de cloro del agua de toda la piscina.

No olvidar cerrar todas las llaves del equipo de filtración para no dejar que el agua siga fluyendo por las tuberías, mientras realizamos la instalación.

Ejemplo instalación clorador salino y control de ph

Ya sólo te queda añadir al agua de la piscina la cantidad de sal específica, en la cantidad que recomiende el fabricante del clorador salino, y empieza a disfrutar de las ventajas de este sistema de tratamiento de agua tan saludable.

Fácil, ¿no? Seguro que ya no tienes miedo a instalar un clorador salino en tu piscina, ya sea de nueva construcción o una ya existente, ya sea una piscina privada o una piscina de uso público, una piscina de una comunidad, de un colegio…

Eso sí, no olvides recurrir a profesionales especializados para poder determinar las características del clorador salino ideal para tu piscina.

TIENDAS DE PISCINAS

Poolaria